Cómo manejar las discusiones en pareja

Colaboración para El Sol de Mixco.


Los conflictos en pareja no son malos por sí mismos. La diferencia radica en cómo se manejen y cómo se maneje el enojo: hay formas constructivas (que permiten llegar a “soluciones” o conciliaciones y mejorar la relación), y formas destructivas (que profundizan o agravan el conflicto), como amenazas, violencia y abuso. 

Para manejar los conflictos de manera constructiva, o tener “discusiones justas”, por así decirlo, se sugiere lo siguiente: 
  1. Elegir un momento y lugar adecuados, para poder charlar con privacidad, sin interferencias, prisas o interrupciones.
  2. Especificar el asunto que ocasionó el enojo, y que será discutido; centrarse en el mismo. 
  3. Escucharse el uno al otro. Permitirle al otro la oportunidad de expresar su enojo y decir lo que siente sin recurrir al abuso, violencia física o faltas de respeto. 
  4. No hurgar el pasado ni tratar otros asuntos. Es muy importante centrarse en el tema de conflicto acordado. 
  5. Luego de que ambas partes han expresado su enojo, se hace una negociación: cada uno debe especificar la conducta que quisiera que el otro cambie. Intentar llegar a un acuerdo justo y realista, en el que ambos salgan ganando. 
  6. Si la discusión ya no se mantiene dentro de los parámetros anteriores, debe ser interrumpida y postergarse para otro momento luego de que ambos hayan reflexionado. 
  7. Finalmente, si las dificultades para llegar a un acuerdo o los temas de conflicto son recurrentes, se recomienda asistir a terapia de pareja o consejería matrimonial para entender y tratar más profundamente las divergencias de pensamiento, así como mejorar las estrategias para resolver conflictos. 

Para mayor información y citas, comunicarse al teléfono (o Whatsapp): 5902-4950.
Correo electrónico: andresasturias@gmail.com