Estrategias y orientaciones para afrontar la menopausia


La menopausia es un proceso normal, por el que atraviesan todas las mujeres. Se presenta entre los 40 y 60 años aproximadamente, a causa del decaimiento de la hormona estrógeno y la finalización de la menstruación. No hay nada de patológico o maligno en la menopausia. Sin embargo, le acompañan muchos efectos que hay que saber manejar: sensaciones físicas extrañas: oleadas de calor, sudoración, palpitaciones, vértigos, mareos, dolores de cabeza; cambios emocionales: irritabilidad, insomnio, cambios de humor; y del comportamiento: disminución de las interacciones, inapetencia sexual, menor tolerancia a la frustración, entre otros. 

Conviene adoptar ciertas disposiciones y actitudes estratégicas: 
  1. Estar bien informada acerca de los cambios que ocurren 
  2. Aceptar que es una etapa normal y afrontarla 
  3. Cuidar de sí misma y de su apariencia 
  4. Procurar mantener una vida social, física, intelectual y emocionalmente activa: interactuar en grupos, cursos talleres, realizar actividades que disfrute, encarar nuevos retos, ejercitarse, practicar yoga, etc. 
  5. Reencontrarse con su pareja entablando una relación de comprensión mutua 
  6. Asesorarse con su ginecólogo acerca de la posibilidad de tomar un tratamiento para reducir el decaimiento de la hormona estrógeno 
  7. Tomar en cuenta que muchos trastornos psicológicos pueden activarse o reactivarse en esta etapa, por lo que se recomienda consultar a un profesional de la salud mental 

Basado en: 

Garrido, Emilio. (2010). Mi salud mental. Un camino práctico. Bilbao: Descleé de Brouwer.